Las edades y los días

(10/7/2007) “Los mossos han denunciado a un hombre de 65 años vecino de San Andreu de Llavaneres (Barcelona) por circular con su motocicleta a más de 200 kilómetros por hora por la carretera local GI-550 en el término municipal de Arbúcies … donde la velocidad máxima es de 90 Km por hora”.   (Martes, 3 de Julio del 2007. Agencia EFE).

MADUREZENCIA*

Tener el corazón alborotado,
perseguir por las calles una sombra,
ponerse el calendario por montera,
hacer muchas locuras a deshora.

Visitar el santísimo gimnasio,
presumir de tatuajes en las cejas,
ligar con las amigas de la hija,
jugar a ser don Juan en discoteca.

Buscar el tiempo que perdió estudiando,
retomar  las jaranas y las juergas,
practicar los deportes más osados,
lucir un bello piercing en la oreja.

Caminar con andares de vaquero,
calzarse un pantalón que marque hombría,
ocultar con postizos la calvicie,
ponerse a presumir de progresía.

Adornar con collares el pescuezo,
chatear con amigos y lolitas,
lucir una coleta en el cogote,
operar la maldita miopía.

Escupir a la acera con desprecio,
hablar cual carretero en el despacho
requebrar con piropos a las bellas,
borrar, de su pasado, el seminario.

Tunear el más fiero de los coches,
cabalgar en la moto más potente,
viajar a lugares de alto riesgo,
presumir con los “compas” de hacer puenting.

Ocultar sus pasiones por la ópera,
pregonar que le encanta “el bakalao”,
eludir sus cariños por el Fary,
acudir al concierto más “osao”.

——————–

Si cambias los 50 por los 20
cual disléxico en guerra con las letras,
no acudas al psiquiatra, buen amigo,
Son cosas de la edad: madurezencia.

* MADUREZENCIA: Término de acuñación propia. Dícese de quien habiendo alcanzado la madurez biológica retoma hábitos y costumbres adolescentes por vete a saber qué motivos.

NO CONFUNDIR – AUNQUE PUEDAN HALLARSE CIERTAS RELACIONES – CON:

MADURESCENCIA: Término surgido en el mundo empresarial para referirse a la frustración, confusión y alienación de algunos trabajadores que, a mitad de su carrera, se encuentran estancados, agotados y aburridos; pero que también se refiere – como la adolescencia – a un tiempo de autodescubrimiento y cambio de rumbo para buscar un nuevo sentido a su trabajo que les permita asumir roles más significativos dada su sed de renovación en la empresa.



Deja un comentario