Encuentros en Sajazarra

fontcuberta

(20/8/2010) Todos los años, cuando el agosto llega, la pequeña población de Sajazarra, La Rioja, se viste con el traje añejo y desusado de la cultura. Llevo tres veranos asistiendo a los Encuentros de Arte que coordina con gran acierto Carlos Rosales en dicho municipio, y cada vez me sorprenden más los logros conseguidos y la altura que van alcanzando las distintas ediciones. Son ya XXI los encuentros artísticos llevados a cabo en el pueblo y este año el convocado ha sido Joan Fontcuberta, premio David Octavious Hill por la Fotografisches Akademie GDL de Alemania, Chevalier de l´Ordre des Arts et des Lettres por el Ministerio de Cultura en Francia y Premio Nacional de Fotografía en España.
Escuchar a Joan en un pequeño pueblo y formar parte de su proyecto – un trabajo en fotografía digital basado en una leyenda de dicho municipio, “la campana mora”, a partir de fotos aportadas por sus habitantes-, es algo que le honra tanto a él como a los coordinadores que han tenido tan brillante idea. Acostumbrados como estamos a que sean las grandes ciudades las que se lleven el gato al agua de las exposiciones artísticas más relevantes, que un peso pesado del arte actual se acuerde de un pequeño municipio, es como para quitarse el sombrero.
Autor de los googlegramas (mosaicos creados a través de las imágenes obtenidas en google y que funcionan a modo de “teselas”), Fontcuberta pasea su talento y su sencillez por el pequeño municipio riojano que, como si se tratara de un juego de contrastes, hace que su figura se agigante.
Cuando a tantos demagogos y “engañosos pregoneros” se les llena la boca con la palabra “pueblo”, sin que se hayan dignado acercarse a su término municipal, Fontcuberta, como decía aquella canción de Ricardo Cantalapiedra “bebe el vino en la taberna” de Sajazarra.
Y junto a los encuentros artísticos, el Festival de Música Antigua de Sajazarra que también lleva veintiuna ediciones de buena música. Ha sido todo un privilegio el poder oír al barítono Furio Zanasi, cantante especialista en temas de Monteverdi, con unos registros de voz asombrosos. Zanusi, una voz necesaria para quien en cualquier lugar del mundo quiera montar un Ulisse o un Orfeo. El homenaje que rinden a Francesco Rasi tanto él como Eduardo Egüez y su grupo La Chimera, justifican la visita a Sajazarra o a cualquier otro lugar del mundo.
Pero sigan en Sajazarra y degusten la música sefardita en la voz de Spyridoula Baka, o saboreen la música instrumental del renacimiento con el grupo La Caravaggia, o se asombren con las composiciones de Don Carlo Gesualdo (1566-1613) o del ya nombrado Claudio Monteverdi (1567-1643) que interpreta, con gran profesionalidad, el grupo The Kassiopeia Quintet, o, en fin , disfruten con las sonatas a trío que compuso en Leipzig el inigualable J.S. Bach con los instrumentistas del grupo Alqhaiconsort.
¿Quieren más?
Pues esperen a la próxima edición y acérquense a Sajazarra. Ocurre todos los años. Cuando el agosto llega.

 Furio Zanasi

 



Deja un comentario