Chapapote literal

 

chapapote

(20/2/2011) N 1 LGAR D L MNXA D QYO NMBRE N QIER ACRDRME…
Que dicen que ésta y no otra hubiera sido la escritura del adolescente Cervantes si le hubiera pasado a un amigo, a través de la telefonía móvil, el inicio del libro que se traía entre manos. El muy manco.
Y que andan los académicos de la RAE y otros puristas de la cosa que echan chispas porque los jóvenes se mandan correos y correos sin ningún tipo de norma ortográfica…como les sale…o sea, a lo bestia. Oye.
Porque son cien millones de SMS, sí, lo que oyen, ¡cien millones de “emilios”! los que se envían diariamente los españoles a través de internet; y la casa del idioma común, amenaza ruina, que dicen los puristas. ¡Ay Dios mío! Que habrá que hacer algo contra esa arma de destrucción masiva de la lengua. Algo.
Y la culpa del desmadre lo tienen esos directores de canales televisivos, que sólo piensan en que suba la audiencia con su “telebasura” y que permiten, los muy guarros, que la pantalla escupa de continuo frases cojas y desvalidas de no se sabe quién, auténticas coces idiomáticas, aberraciones lingüísticas que no se sostienen, oye… que esto no puede seguir así. Que ya en la escuela los niños dicen que para qué las normas de ortografía. Que para qué. Seño.
Y los profes, ¡pobres!, se defienden y dicen que ellos no tienen la culpa. Que quién puede poner puertas al campo, señor inspector… que la cosa no tiene remedio… que es una nueva era alfabética… Como cuando los fenicios, oiga. Una escritura inmediata que no se detiene ante reglas o normas…un habla digital urgente y visceral, fruto de un apretón mental… y económica…sobre todo económica que no están los tiempos para pararse en reglas o normas, ni para pensar en haches, uves, ni acentos circunflejos…Oiga.
Además, que no es para tanto, señor académico, que siempre hubo desmadre idiomático, ¡hombre!….o ya no se acuerda usted del telegrama que le mandaba a la novia…o qué. Que aquellos también manejaban un código con el propósito claro de ahorrarse pasta…¿Se acuerda? Pues claro, hombre. Que siempre hubo contaminación… y el idioma tiene que evolucionar ¿o no? Que usted ya no habla como su abuelo…ni como el Cervantes que le dije más arriba que puso, el muy manco, aquello de “Quixote”, así con la “x” blandengue y fofa… que parece que ya nos quería mandar un “emilio”. Vaya.
Así que ahórrese lágrimas, duelos y alivios…Que lo de “limpia, fija y da esplendor” esta más anticuado que la UHF; que deje usted señor académico de la RAE de ir a la zaga con su diccionario a cuestas, cual penitente, y hága el favor de enviar un “emilio”, como Dios manda, a sus amiguetes de tertulia -ola xompas, cmo stais- y sumérjase de una vez en el chapapote de la lengua… que entre todos haremos la nueva gramática digital. O eso.



Deja un comentario