Sobre memes y populismos

Meme

(10/09/2021) Recibo por wasap uno de esos memes (texto, imagen o vídeo que se difunde rápidamente por internet) que me reenvía un amigo y que me sorprende tanto que llego a pensar si no será una de tantas falsedades (fakes las llaman ahora) que corren por la red.

Tras afirmarse en dicho texto (vean la foto que acompaña este artículo) que el primer libro de gramática española se editó en 1492, aseguraba después que España editó en 1560 el primer libro de gramática en lengua quechua (en la actualidad lengua oficial, junto con el español, en Perú, Ecuador y Bolivia) y once años después, en 1571, el primer libro de gramática en lengua náhuatl (lengua reconocida en México junto con el español y otras 67 lenguas indígenas).

 Como hago siempre que una noticia me sorprende (hasta el punto de dudar de su veracidad) consulto en distintas páginas de Internet para corroborar lo cierto o falso de la misma.

 Y sí, sobre el primer tratado en lengua quechua (Gramática o arte de la lengua general de los indios de los reinos del Perú) hay centenares de páginas que atribuyen los trabajos de escritura y edición de dicha lengua al misionero español Domingo de Santo Tomás que allá por el año 1560 editó dicha gramática en Valladolid.

 La segunda afirmación referida a que la primera gramática del náhuatl data de 1571 nos lleva, sin embargo, al primer error o falsedad del meme, pues la primera gramática del náhuatl (Arte de la lengua mexicana) fue publicada por el franciscano español Andrés de Olmos en 1547 (veinticuatro años antes de lo afirmado). Así lo asegura, entre otros, el autor y traductor estadounidense David Bowles profesor de literatura y de náhuatl en la universidad de Texas Río Grande Valley.

 Pero como el meme continuaba asegurando que “en 1573 los alemanes editan el primer libro de gramática de lengua alemana y en 1586 Inglaterra edita el primer libro de gramática de lengua inglesa” me puse inmediatamente a comprobar la veracidad o falsedad de dichas afirmaciones.

 Sobre la primera me topé en seguida con el dato, corroborado por gramáticos y lingüistas, de que la primera gramática en lengua alemana se debe a Valentín Ickelshamer y data del año 1534 y no de 1573 como afirmaba el autor del meme.

 Y sobre la primera gramática en lengua inglesa, el panfleto del gramático William Bullokar (Pamphlet for Grammar), compruebo que se publica, efectivamente, en 1586.

  Nos encontramos, por consiguiente, con dos falsedades que, aunque no desdibujan el propósito del autor ni la retranca de su conclusión -“los españoles estaban tan atrasados y despreciaban tanto a los indígenas  que consiguieron que sus lenguas se adelantaran a países europeos e hicieron oficiales el quechua y el náhuatl”-, sí merecían ser aclaradas en pro de la verdad.

Como ven la mentira tiene las patas tan cortas que no escapa a un clic en Internet.

 Matizando: Los españoles consiguieron que dos lenguas amerindias (el quechua en 1560 y el náhuatl en1547) se adelantaran al inglés, pero no al alemán (1534).

 Aclaración que no desluce el mensaje que quiere trasmitir el autor del meme sobre el hecho de que España mostró un interés por extender y respetar la cultura de los indígenas desde fechas muy tempranas a pesar de lo que algunos mandatarios populistas quieran sostener. La historia termina poniendo las cosas en su sitio para desgracia de manipuladores y mentirosos.

 En el agravio comparativo que provocan las manifestaciones de algún jerarca iberoamericano habría que recordar que en 1539 se ubicó en México la primera imprenta de América, mientras que en las Trece Colonias de los ingleses, que darían lugar a los Estados Unidos, dicha iniciativa no se llevó a cabo hasta 1640, ¡¡cien años después!!

 Termino con unas palabras del profesor David Bowles:

“Como ya sabrán, me encanta el náhuatl. Traduzco del náhuatl al inglés, doy clases de náhuatl en la universidad, escribo obras originales en náhuatl.

Pero hay algo que probablemente no sabían: la enorme influencia que el náhuatl ejerció sobre todo México y América Central no se debe solo a la expansión de la Triple Alianza (“el Imperio Azteca”). Tampoco puede explicarse completamente por el elevado estatus de esos aliados de España, los tlaxcaltecas, a pesar de que esa nación de habla náhuatl ayudara a establecer múltiples asentamientos en el extremo norte de Nueva España.

No, una tercera nación desempeñó un papel crucial en la expansión del náhuatl después de la conquista: España”.



Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.